Skip to content

Factoring SIN responsabilidad vs. CON responsabilidad

El factoring o descuento de facturas puede clasificarse de acuerdo con el actor que asume el riesgo de impago de la operación y este se divide en dos modalidades: el factoring con responsabilidad, también conocido como factoring tradicional , y el factoring sin responsabilidad.
 
¿Qué es el factoring con responsabilidad y el factoring sin responsabilidad?
El factoring con responsabilidad es aquel servicio de factoraje en el que la empresa que ofrece este servicio, no asume en ningún caso el riesgo de impago por parte del deudor, es decir, únicamente se encarga de tramitar y gestionar el cobro de las facturas del cliente.
 
Por lo tanto, en el caso de que el deudor de la factura no realice el pago pactado en el documento tributario, la entidad de factoring puede reclamar la deuda directamente al cedente y en caso de que no se realice el pago, se puede generar un juicio entre ambas entidades.
 
Por su parte, el factoring sin responsabilidad es el tipo de factoraje en donde en caso de impago, la entidad factor es la que asume el riesgo, por lo tanto, la empresa cedente está libre de responsabilidad si el deudor se declara insolvente.
 
Con esta modalidad, el responsable del pago es el deudor de la misma y por ningún motivo, la entidad de factoring puede proceder a exigir el dinero o llevar a juicio al cedente de las facturas.
 
 
¿Qué tomar en cuenta antes de elegir la modalidad de factoring?
Como ya mencionamos, la principal diferencia entre las dos modalidades se refiere a quién asumen la responsabilidad en el caso de insolvencia por el deudor, por lo tanto, te sugerimos que al momento de optar por la utilización de alguna de las modalidades de factoring, tomes en cuenta las siguientes medidas:
 
  •  Estudia estrictamente la solvencia y experiencia de tu cliente. 
  •  Comprueba que tenga una gestión de pagos transparente.
 
Ya que tengas conocimiento de estos factores, puedes tomar una decisión más acertada y con la que puedas obtener liquidez para tu empresa de una manera segura y sin complicaciones.
 
¿Qué tipo de factoring te conviene más?
Cada una de las modalidades tienen sus propias características, pero el factoring sin recurso suele ser la modalidad más recomendada y utilizada por las empresas que buscan liquidez, debido a que con plataformas como FINTERRA que ofrecen factoring sin recurso, al ceder tus facturas, puedes recibir el dinero de manera inmediata y te liberas de la responsabilidad de las deudas.
 
Por su parte, el factoring con recurso es recomendado únicamente cuando tienes total conocimiento de tu cliente y sabes que tiene una solvencia contrastada y que se encuentra libre de impagos; además de contar con un excelente perfil en sus gestiones financieras.
 
FINTERRA , te aconseja dejar de preocuparte por el impago de tus clientes y obtener liquidez inmediata adelantando tus cuentas por cobrar a una tasa de descuento sumamente atractiva. Comunícate con uno de nuestros sub gerentes de negocios al +56222449800.